¡Aquí os presento nuestra nueva aventura! Se titula “Sólo es un sueño”.


Solo es un sueño
¿A que no adivináis dónde nos metemos esta vez? Pues sí, lo habéis adivinado: ¡en un sótano! ¡Otra vez! Y no en un sótano cualquiera, no. ¡En un cuarto sótano, o sea en el piso menos cuatro! ¡En las profundidades de la tierra! ¡Uuuuuaaauuuu!